DEL SUELO A LA BOCA, PASANDO POR LA INDUSTRIA AGROALIMENTARÍA I

DEL SUELO A LA BOCA, PASANDO POR LA INDUSTRIA AGROALIMENTARÍA

Incentivada por la lectura del libro P. Tompkins y C. Bird La vida secreta de las plantas escribo esta nota donde relato la trayectoria de los nutrientes desde el suelo a las plantas y de ellas a los animales y los seres humanos cuando nos las comemos. En el último siglo esta trayectoria se ha visto modificada por la mano de las industrias agroquímica y agro alimentaria con la estrecha colaboración de los gobiernos de turno, han logrado que la inmensa mayoría de los alimentos que compramos en tiendas y supermercados no tengan ni un ápice de vida, estén enfermos y/o envenenados, y las consecuencias que esto implica para la salud de laes consumidoraes.

LA RELACIÓN SUELO, PLANTAS, ANIMALES Y SERES HUMANOS

 Las plantas desempeñan la labor esencial de sintetizar los hidratos de carbono, amino ácidos y proteínas del suelo, del aire, de la lluvia y de la luz solar, para que los animales y seres humanos al comérnoslas podamos asimilar los nutrientes básicos en nuestro organismo.

Empecemos por el principio, por el suelo, donde habitan los microorganismos que disuelven las sustancias químicas presentes en este para que las plantas puedan absorberlas y sintetizar mediante la fotosíntesis los hidratos de carbono. Si el suelo no está rebosante de microorganismos, todo el proceso se paraliza. Para que los microorganismos sigan vivos hay que añadirle a la tierra gran cantidad de materia viva en descomposición.

Reacción de la fotosíntesis en las plantas, con la clorofila y la luz solar las plantas consiguen producir glucosa (hidrato de carbono) y oxigeno, con agua de la lluvia y dióxido de carbono del aire como reactivos.

Reacción de la fotosíntesis en las plantas, con la clorofila y la luz solar las plantas consiguen producir glucosa (hidrato de carbono) y oxigeno, con agua de la lluvia y dióxido de carbono del aire como reactivos.

 

Pero para que las plantas puedan convertir los hidratos de carbono en amino ácidos y proteínas necesitan de la ayuda de la fertilidad del suelo. Las plantas productoras de proteínas requieren de numerosos elementos del suelo: nitrógeno, azufre, fósforo forman la molécula de las proteínas, cal, calcio, magnesio, manganeso, boro, cubre, zinc, molibdeno y otros elementos, aunque sólo sea en pequeñas cantidades. Las proteínas, que son uno de los elementos más importantes en la dieta humana, contienen amino ácidos que son los bloques de construcción del cuerpo. Hay 22 amino ácidos. de los cuales son esenciales para los adultos 8 y para laes niñaes en crecimiento 10, con los cuales el cuerpo puede sintetizar el resto. 

Formación de las moléculas de proteínas o polipéptido partiendo de los amino ácidos necesarios.

Formación de las moléculas de proteínas o polipéptido partiendo de los amino ácidos necesarios.

 

El alimento que consumimos es digerido y absorbido por el intestino para pasar al torrente sanguíneo. Las sustancias nutritivas son transportadas a las células de todo el cuerpo que las metabolizan, convirtiendo sustancias estables y no vivas en un material complejo, móvil y viviente llamado protoplasma (http://es.wikipedia.org/wiki/Protoplasma). La célula tiene una capacidad asombrosa de reparación, siempre que cuente con los debidos ingredientes obtenidos a través de una nutrición adecuada; de otra manera pierde el control. La célula como unidad básica de la vida necesita de amino ácidos esenciales, vitaminas naturales, minerales orgánicos, ácidos grasos, hidratos de carbono sin refinar y otros elementos todavía desconocidos, pero presumiblemente naturales.

SUELO FÉRTIL Y LIBRE DE VENENOS

Debemos comprender claramente que el suelo es vital para la salud. Una tierra fértil y debidamente abonada, con bacterias, hongos y lombrices necesarias, limpia de fertilizantes químicos y pesticidas produce vegetales fuertes que sanos que rechazan naturalmente las plagas. Las plantas vigorosas hacen fuertes y sanos a los animales y seres humanos que las consumen. Una tierra pobre produce alimentos pobres en vitaminas, minerales, enzimas y proteínas que después se traduce en seres humanos enfermizos. El resultado final de la agricultura química, dice Nichols, es siempre la enfermedad: primero para la tierra, después para las plantas, luego para los animales y por fin para el ser humano. “En cualquier parte del mundo donde se use agricultura química, la gente es débil y enfermiza. Los únicos beneficiarios son las compañías que producen las sustancias químicas.”

La restauración de la fertilidad del suelo, según los agricultores orgánicos, representaría un gran avance hacia la solución del problema de la escasez de alimentos y agua, que no podrá resolverse hasta que se le devuelva al suelo la materia orgánica que necesita. La única riqueza inagotable es un suelo fértil, constituye el mayor recurso natural de cualquier estado; las civilizaciones antiguas quedaron destruidas cuando perdieron sus tierras fértiles.

Anuncios

Acerca de Paola Arenas

Ahorita viajando por Sudamérica, con destino México, mientras aprendo sobre plantas medicinales, trabajo la tierra, hago preparados y me conozco a mi misma.
Esta entrada fue publicada en Notas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s