Bálsamo labial a base de lavanda y romero: repara, hidrata y protege de las inclemencias del tiempo.

Bálsamo labial a base de lavanda y romero: repara, hidrata y protege de las inclemencias del tiempo.

Los labios son una parte del cuerpo que siempre está expuesta y además sufren mucho con las variaciones de temperatura, el viento y el sol. Las propiedades descongestivas y refrescantes del romero (Rosmarinus officinalis) lo hacen un buen tónico para labios y la lavanda ( Lavandula officinalis) nutre y suaviza la piel a la vez que te relaja con su aroma.

labial

Todos ingredientes naturales que nos brinda la madre tierra.

 

RECETA BÁLSAMO LABIAL (100 gr aprox.)

50 ml aceite de girasol de primera prensada en frio

15 gr cera de abejas

25 gr manteca de Karité

15 gr hojas de romero fresco

15 gr flores de lavanda frescas (opcional)

1 cucharadita aceite de germén de trigo

gotas aceite esencial de lavanda

UTENSILIOS

Olla enlosada, acero inoxidable o barro o Frascos de vidrio medianos

Cuchara de madera

Mortero

Tela de tul, media o similar

Frasquitos de vidrio para envasar

Balanza da precisión

Para elaborar el bálsamo labial necesitamos hojas de romero y flores de lavanda, a ser posible cosechadas a la mañana, las lavamos y dejamos secar para después machacarlas en el mortero por separado.

Preparamos el baño maría y esterilizamos los frascos y tapas que vamos a utilizar para envasar y para preparar el bálsamo y los secamos bien. repartimos el aceite de girasol en dos frascos y metemos en un frasco las hojas de romero y en el otro las flores de lavanda, ambos ya triturados. Y dejamos macerar durante dos horas con cuidado de que el aceite no hierva.

Una vez pasaron las dos horas de macerado colamos con ayuda de un filtro, tela de tull, media o similar, dejamos filtrar por gravedad sin apretar el filtro. Ponemos también al baño maría la cantidad de cera necesaria que ya hemos picado con ayuda de un cuchillo. Cuando la cera ya se derritió ponemos el aceite filtrado al baño maría y lo mezclamos junto con la cera derretida y la manteca de karité, con ayuda de una cuchara de madera.

Sacamos el preparado del fuego y le añadimos el aceite esencial de lavanda y el aceite de germen de trigo. Removemos con la cuchara de madera por última vez antes d envasar. Y ahora sólo esperar a esperar que enfríe y solidifique sin tapar.

La manteca de karité además de proteger nuestros labios del sol e hidratarlos, le aporta al preparado una textura optima para aplicarlo sobre los labios. El aceite de germen de trigo que hidrata la piel y previene el envejecimiento prematura de la misma.

1262770_170959176433577_1371341151_o

Labiales envasados.

Anuncios

Acerca de Paola Arenas

Ahorita viajando por Sudamérica, con destino México, mientras aprendo sobre plantas medicinales, trabajo la tierra, hago preparados y me conozco a mi misma.
Esta entrada fue publicada en Plantas Medicinales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s