Recorre la selva peruana en bote. Huanuco,Tingo María, Pucallpa, Iquitos, Lagunas, Yurimaguas y Tarapoto.

Recorre la selva peruana en bote. Huanuco, Tingo María, Pucallpa, Iquitos, Lagunas, Yurimaguas y Tarapoto.

Este recorrido lo hice hace 5 años, en mi primera visita al Perú, esta es ya la quinta. Aunque los datos están algo desactualizados, me pareció interesante escribir sobre estos lugares, ya que no hay mucha información otros blogs de viajes.  Sin duda amé la selva cada vez más, conforme iban pasando los días y yo iba adentrándome cada vez más en ella, la conexión fue total. Es un viaje, en todos los sentidos, altamente recomendable.

Desde Lima nos fuimos a la mañana temprano hasta el distrito de La Victoria donde hay varias terminales de buses que van para la selva central. Ahorita me contaban que en el Terminal Yerbateros,cuadras 10-12 de la Av. Nicolás Ayllón, se consiguen unos buenos precios en los pasajes para las poblaciones en la ruta Marginal Central y Madre de Dios. Increíblemente escalofriante el paso por La Oroya, ni un pajarito hay, donde irónicamente para el bus a almorzar. Es una de las ciudades más contaminadas del mundo. La contaminación es causada por el Complejo Metalúrgico, que emite elevados niveles de plomo, arsénico, cadmio y dióxido de azufre. El Estado peruano ha comprobado que un 99% de los niños que viven cerca del complejo sufren intoxicación por plomo.

Huanuco

Vistas del rio, las montañas y el puente en Huanuco (2009).

Mi primera parada fue en Huanuco, la ciudad de la eterna primavera, a la que llegamos recuerdo ya de noche. Nos alojamos en un hotel que había reservado el chico con el que viajaba y esa noche salimos al bar Trapiche a tomarnos unos aguardientes macerados que preparan en la selva.  Al día siguiente visitamos el trapiche donde preparan los aguardientes de forma totalmente artesanal. También visitamos las Cataratas del Manto de la Virgen, fuimos en carro hasta un punto que ya sólo se podía subir caminando…pero no recuerdo que fuera mucho rato ni muy arriba.

Cataratas cerca de Huanuco

Cataratas del Manto de la Virgen, Huanuco (2009).

De Huanuco viajamos hasta Tingo María, donde pensábamos quedarnos un día, pero yo fui totalmente cautivada por la selva desde el primer momento en que la vi y la sentí. Acabamos quedándonos 3 o 4 días. Nos alojamos en un hotel sobre la avenida y a la noche salimos a cenar a un restaurante sobre la misma avenida.

cataratas de la cueva la pava

Cataratas de la Cueva la Pava, Tingo María (2009).

Al día siguiente después de tomarnos un rico desayuno selvático que además de jugo incluía, en mi caso, un tamal y platanito maduro frito. Pactamos un precio por todo el día con el conductor de un moto-taxi que nos llevó a la mañana a las Cataratas de la Cueva la Pava, donde además de las cataratas y miles de mariposas hay una cocha o laguna donde podías darte. un paseo en barquita. Todo este área había sido de cultivo de hoja de coca, estaba bastante deteriorado el ecosistema, pero la comunidad estaba volcándose en labores de reforestanción con especies autóctonas, acondicionamiento de caminos,etc. En fin el lugar ahora que han pasado 5 años debe ser una especie de paraíso. Y a la tarde, después de tomar almuerzo con el chófer, nos condujo a la Cueva de las Lechuzas, un lugar mucho más turístico y que a mi personalmente me gustó bastante menos que la excursión de por la mañana.

Cueva de las Lechuzas

Cueva de las Lechuzas, Tingo María (2009).

Al día siguiente fuimos a visitar un criadero de paiches, segundo pez de agua dulce más grande del mundo. Este criadero lo que tenía de especial es que en aquel momento era el único criadero de paiches que existía en ceja de selva, pues es una especie de selva baja. Pero en Tingo María se dan las condiciones optimas para su cría, agua caliza y mucha guayaba.

Tingo María fue zona roja en la época de la guerra interna en el Perú (1980-2000), En 1982, miles de campesinos cocaleros de Chinchao,Monzón, Leoncio Prado, Tocache y Padre Abad, se trasladaron a la ciudad de Tingo María para iniciar una huelga indefinida con el pedido principal de reanudación del comercio legal de la coca a través de la Empresa Nacional de la Coca-ENACO. Luego de 11 días de huelga, el gobierno derogó esos artículos, con lo cual se restituyó el comercio legal de la coca. Esta prohibición tuvo un efecto contrario, pues durante casi dos años la coca fue a parar al mercado negro a precios bajos, con lo cual la producción y comercio de sus derivados tuvo un crecimiento sostenido y espectacular, que incluso llevó a algunos analistas a relacionar al gobierno con el narcotráfico, beneficiario directo de los dispositivos legales. Era el inicio de un ciclo de auge de la producción ilegal, lo que se ha llamado el «boom del narcotráfico». Monzón sigue siendo hoy en día un poblado narco, según nos contaba el conductor del moto-taxi cuando pasamos por el desvío que lleva a Monzón “Si seguimos por este camino, en 5 minutos nos aparecen hombres con metralletas preguntándonos que donde vamos”, palabras textuales. Pero, nada es el único reducto que queda en la zona controlado por los narcos. Cuando yo estuve el gobierno estaba instalando electricidad de forma gratuita a los vecinos que juntándose consiguieran una hectárea de tierra libre de cultivo de coca.

La siguiente parada del recorrido era Pucallpa, ciudad donde deberíamos embarcarnos en el bote dirección a Iquitos.  Las primeras noches me hospedé en un hostal económico, mientras iba cada mañana al puerto a ver los barcos que iban a salir en los próximos días para Iquitos. Pues, la verdad, no te entraban ganas de meterte en muchos de los barcos que llegaban. Yo esperé al menos 3 días hasta que conocí al Bribón II, que no se en que condiciones estará ahora pero en aquel momento era todo un barcazo. Una vez divisé el barco fui a por mi hamaca y el resto de mi equipaje y me instalé en el barco dispuesta a esperar allí dentro el día en que zarpara. Nosotros eramos 4, asi que alquilamos un camarote de dos y nos lo ibamos turnando. La verdad es que es más cómodo dormir en la hamaca y más fresco también. Pero nos venía muy bien a la hora de asearnos y para dejar los equipajes. Estuve varios días haciendo vida portuaria en Pucallpa…y noche…La pequeña puerta de acceso peatonal al puerto la cierran a una cierta hora, la primera noche que salí a la vuelta no querían abrirme la puerta. “Noooo. ¿Usted que hace por acá?” me decían. Hasta que uno de ellos me reconoció, habíamos hablado a la tarde y me dejó pasar.

Además de vivir en el barco y salir a bailar una tarde me fui a visitar Yarinacocha, a 7 km al noreste de Pucallpa. En temporada de lluvias la laguna se une con el río Ucayali a través de canales o “caños”, dinámica que le da una gran riqueza ictiológica, permitiendo que sus aguas se renueven periódicamente. En la laguna se puede pescar, hacer esquí acuático, nadar, remar y observar delfines de agua dulce. En Puerto Callao, embarcadero artesanal de la laguna, se pueden contratar botes para dirigirse a diferentes comunidades mestizas y nativas de la etnia Shipibo-Conibo. Destacan las comunidades nativas de San Francisco y Nuevo Destino y el “Caserío de Cesteros”, llamado así porque muchas mujeres de dedican a la artesanía elaborada con fibras vegetales que son recolectadas en los bosques naturales. Con el cogollo de caña brava, bombonaje y corteza de plátano tejen a mano canastos, carteras, abanicos, sombreros, paneras y una gran variedad de artículos utilitarios.

IMG_0665

Cerámica Shipiba en el Museo de artes y Tradiciones Populares en Lima (2014).

Yo como siempre con mi suerte. Un viejito que estaba en su peque-peque, típico bote a motor de la selva amazónica, me invitó a acompañarlo a la isla donde hay un barcito y un zoológico que iba a recoger a un fotógrafo que había dejado allá hacia un rato. El paseo en peque-peque por la cocha estuvo muy lindo y el señor fue muy amable conmigo.

pao

Momento en que zarpaba el Bribón II, Pucallpa (2009).

Por fin llegó el día, pues cada día preguntábamos que cuando íbamos a zarpar y nos decían que hoy, al menos pasaron 3 días fácil. Y como era octubre y aún no había comenzado a llover ese año teníamos 4 días más en el barco hasta llegar a Iquitos.  La ciudad más grande del mudo a la que no puede accederse por carretera, sólo en barco o avión puedes llegar a  esta isla en mitad de la selva amazónica. Una increíble travesía navegando el río Amazonas prácticamente desde su nacimiento. El barco va trazando el recorrido sinuoso del río, apagando el motor en cada curva.

La comida que te dan en el barco incluida en el pasaje es bastante mala, igual no olvides tu taper y cubierto porque suben muchas personas en cada a puerto a vender comida a los pasajeros y pasajeras del barco. Bribón II además disponía de bar-restaurante, vendían cerveza helada y algunos ricos platos a la carta de cocina criolla. Si fumas wee, un pequeño consejo. En Perú no está muy bien visto, así que búscate un lugarcito en el barco donde no molestes al resto de viajeros y no tendrás problemas. Yo fumaba en la última terraza del barco, encima de la casilla donde estaba el timón.

BCarga y descarga del Bribon II

Carga y descarga del Bribon II (2009).

De repente una mañana llegamos a Nauta después de 3 días de travesía en el barco. Al salir del camarote me recibieron varios delfines rosados que saltaban no muy lejos del barco. Al día siguiente, a la mañanita, llegamos a Iquitos. La primera noche dormí en un hotel, después me recorrí un par de calles no muy alejadas del centro preguntando si alguien alquilaba habitaciones. Conseguí una en casa de una doña divina, además vivían la chica que se encargaba de la casa y su hijito, el otro inquilino era un señor mayor.

En Iquitos estuve al menos 15 días, la ciudad no me gustó mucho, prácticamente nada. Quitando el malecón, las casas que hay ubicadas allá pertenecieron a los hombres de negocios que comerciaban con el caucho. Algunas tienen sus paredes forradas de azulejos traídos desde España o Potrugal, tras no quiero ni imaginarme cuantos meses de trayecto en barco. Lo que si hacia cada día y me encantaba era agarrar un barco colectivo e irme a alguna playa a bañarme. Le dices donde quieres parar y  cuando quieras moverte de lugar le agitas un trapo a algún barco que pase. Iba mucho al pueblo donde está el mariposarío, nunca lo visité, siempre me quedaba en el muelle. En un barcito flotante tomando cerveza. También visité un centro de cría de manatíes, unos seres divinos que había conocido hasta entonces. Los manatíes no tienen dientes en su boca, así que son una presa fácil. Tuve es gusto de ser invitada a mi primer baby shower, y creo que único, y a comer un riquísimo ceviche de paiche en casa de un cooperante español. También visité el barrio de Belén, pero no era flotante, pues aún no había empezado la temporada de lluvias. Lo recorrimos a pie aunque a partir de noviembre sólo lo puedes recorrer en canoa. Lo llaman la Venecia del Amazonas pero realmente nada que ver. Desde el puerto de Iquitos también zarpan barcos hacia Leticia, triple frontera Perú-Colombia-Brasil, dede donde puesdes seguir por barco hasta Manaos en Brasil tomarte un avión hasta Bogotá en Colombia.

Manaties

Manaties (2009).

Desde el puerto de  Iquitos volví a embarcarme esta vez en dirección al río Marañón, para visitar la localidad de Lagunas donde me esperaba un señor con el que había contactado para conocer la Reserva Pacaya-Samiria. Me hospedé una noche en un hostal para al día siguiente presentar mi documentación a los guarda parques y abonar la entrada para poder acceder a la Reserva. Todo el viaje fue en canoa, 10 días en canoa en selva baja, fue alucinante, altamente recomendable. Yo por aquel entones le tenía fobia a los mosquitos pero ni eso me impidió pasarla maravillosamente, aunque mi cuerpo en un 50% estuviera cubierto de picaduras de mosquitos. La primera noche la pasamos en una casa que habían construido entre las distintas empresas que prestaban el servicio. Otras noches acampamos directamente cerca de alguna playa y en otras ocasiones en refugios construidos en la selva. Lo que si nunca podía faltar era la mosquitera, olvídate de los repelentes no sirven para nada al menos los que yo llevaba. lo más lindo del viaje fue nadar en una poza con una pareja de delfines, vimos nenúfares gigantes, monos y muchos pájaros y loros varios.

mi canoa

La canoa en la viajé por la Reserva Pacaya-Samiria (2009).

Este área de la reserva Pacaya-Samiria está anejada por aborígenes del lugar que han creado pequeñas empresas familiares de turismo, apoyados, en algunas ocasiones, por los guardaparques. A su área de manejo sólo puede accederse en canoa, ningún barco a motor accede, a excepción de 1 vez cada 3 meses que accede un barco a motor con las provisiones y alimentos para los guardaparques. La pesca está permitida sólo de forma artesanal y la recolección de huevos de charito, pequeña tortuga de la selva en peligro de extinción debido al consumo de sus huevos. Además de llevar adelante el proyecto turístico, estas familias ayudan a los guardaparques recolectando los huevos de charitos y llevándolos a playas artificiales custodiadas por los guardaparques y colaboran en otras tareas del manejo del parque.

Acá les dejo un video promocional de la Reserva Pacaya-Samiria, para que vayan abriendo boca.

Mi guia fue un señor mayor que trabajo en el caucho, durante la fiebre del caucho, desde sus 4 años. Paseábamos con la canoa y me decía “Acá no más estaba la casa de fulanito, tenia 3 plantas y un hermoso jardín”. Las orillas de los ríos habían estado plagadas de mansiones durante los años de la fiebre del caucho, su auge fue entre 1879 y 1912. Los nativos de las zonas caucheras fueron sometidos y tratados como esclavos en la recolección del caucho. Fue una masacre y un genocidio en los países sudamericanos donde crecía el caucho, Perú, Brasil, Colombia, Ecuador y Bolivia. Hasta que las ciudades construidas en lo más profundo de la selva amazónica desaparecieron o se volvieron a menos.

De Lagunas, si no recuerdo mal volví a embarcarme con dirección Yurimaguas. Donde ya si por carretera me trasladé a Tarapoto. Donde descansamos por varios días e hicimos dieta de ayahuasca. Para mi la experiencia con la ayahuasca podría describirla como una limpieza mental, espiritual y del cuerpo, que pienso repetir en cuanto se me presente la oportunidad. La zona es divina, selva alta también como Tingo María pero totalmente distinto, hay que conocer los dos lugares.

Anuncios

Acerca de Paola Arenas

Ahorita viajando por Sudamérica, con destino México, mientras aprendo sobre plantas medicinales, trabajo la tierra, hago preparados y me conozco a mi misma.
Esta entrada fue publicada en Destinos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Recorre la selva peruana en bote. Huanuco,Tingo María, Pucallpa, Iquitos, Lagunas, Yurimaguas y Tarapoto.

  1. fernando dijo:

    jajajajajajajajajajajajajajaja bienecho

    Me gusta

  2. Rick Surf dijo:

    ESTE ES LEJOS EL MEJOR BLOG DE VIAJEROS QUE HE LEIDO !!! PAOLA ARENAS SOS UNA GENIA !!! MUCHISIMAS GRACIAS POR COMPARTIR TUS EXPERIENCIAS CON EL MUNDO !!! QUEREMOS SEGUIR LEYENDO SOBRE TUS AVENTURAS !!! TE MANDO UN ABRAZO CON TODA LA LUZ Y BUENA ONDA !!!

    Le gusta a 1 persona

    • Paola Arenas dijo:

      Hola Rick,
      Muchas gracias por tus palabras y por leerme.
      Por el momento ando echando raíces, pero me has animado a escribir sobre aventuras pasadas.
      Un gusto poder ser ùtil a otr@s viajerr@s
      Abrazo de luz también para ti

      Me gusta

  3. eve dijo:

    Un viaje muy lindo que lo hize terminando de estudiar Turismo ENT-LIMA PERU,solo que hicimos lima- huanuco en avion, huanuco- tingo maria en un pullman provincial y tingo maria -pucallpa tambien en pullman algo anticuado que nos dolia las sentaderas a morir,este ultimo tramo es hermosisimo,cosa mas belllaa ,lo amè con toda mi alma,hermoso y finalmente pucallpa-iquitos en avion,donde hicimos un Safari,cuidado con las hormigas gigantes,de alli el regreso a LIMA en avion,que viaje tan precioso,me encanto y Paolita me lo has reivivido,piensa q ue tengo ya las 6 decadas y unas yapas mas,cuantos anios hace q termine mi hermosa carrera,espero volver a leerte,carinios!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s