Jarabe de hojas de níspero,de anacahuita u olivo salvaje y raíz de echinacea para el catarro y como expectorante

Jarabe de hojas de níspero,de anacahuita u olivo salvaje y raíz de echinacea para el catarro y como expectorante

Acá nos estamos adentrando en el verano, pero en la otra mitad del mundo los fríos están llegando y con ellos los primeros catarros.  En esta ocasión nos centraremos en plantas que se puedan conseguir en el hemísferio norte, en esta ocasión hoja de níspero (Mespilus germanica) seca y hoja de anacahuita (Cordia boissieri) u olivo silvestre como se lo conoce en México. Para quienes vivan en el continente europeo pueden sustituir la hoja de anahuita por raíz de echinacea (Echinacea sp.) seca.

INGREDIENTES (1 l de jarabe)

800 gr de azúcar mascabo

100 gr de hoja níspero seca

100 gr de hoja de anacahuita

100 ge de raíz de echinacea

UTENSILIOS

Olla enlosada, barro o similar

Balanza

Bol

Colador

Frasco de vidrio opaco para envasar

Lo primero que tenemos que hacer una vez hemos recolectado las plantas es lavarlas bien y dejarlas secando. Después las picamos bien y la raíz la rallamos.

Dependiendo de la cantidad de jarabe que queramos preparar, aplicamos una regla de 3 simple para conocer la cantidad de azúcar que necesitaremos. Si queremos preparar 250ml de jarabe, por ejemplo, dividimos los 800gr de azúcar entre 4, así que necesitaremos 200 gr. En el caso de las plantas 25 gr de cada una.

jarabe resfrio

Raíz y flor de echinacea, hojas y frutos de níspero y hojas y flores de anacahuita.

Ahora podemos comenzar a preparar la infusión de las hojas y la decocción de la raíz. Para preparar una infusión calentamos el agua como para mate argentino, justo hasta antes de que hierva. Ese agua la volcamos en un recipiente con las hojas, lo tapamos y dejamos reposar durante dos horas. La decocción en cambio, ponemos el agua junto con la raíz al fuego, tapamos y dejamos hervir unos 10 minutos. después sacamos del fuego y dejamos reposar tapado durante otras dos horas.

Pasado este tiempo colamos, mezclamos las distintas infusiones y le añadimos el azúcar mascabo. Ponemos en una olla enlosada a fuego medio y cocinamos hasta obtener un almíbar, que es nuestro jarabe. Y ya está listo para envasar y etiquetar.

La posología es de 3 cucharadas al día en adultos, dos cucharadas al día en niños menores de entre 3-10 años y dos cucharaditas en niños menores de 3 años. Envasado en frasco de vidrio opaco dura hasta 8 meses.

Anuncios

Acerca de Paola Arenas

Ahorita viajando por Sudamérica, con destino México, mientras aprendo sobre plantas medicinales, trabajo la tierra, hago preparados y me conozco a mi misma.
Esta entrada fue publicada en Plantas Medicinales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s