Mi Buenos Aires querida

Mi Buenos Aires querida

De que otra forma podría titular un post que hable de una ciudad que me acogió durante 5 años, una ciudad que te atrapa y de la que, al menos a mi, me costó mucho salir. Les contaré mis rincones favoritos, parque, bares, restaurantes, transporte, alojamiento, cultura popular y todo lo que se me valla ocurriendo que considere pueda ayudaros a planear una estupenda estancia en Buenos Aires.

Imagen 745

Así encontré Bs As cuando llegué por primera vez en 2010. Después de los años ya no me impresionó verla inundada.

En mi opinión la mejor época del año para visitar Buenos Aires es el otoño, pues ya no hace tanto calor como en verano ni llueve tanto como en invierno. La primavera también es linda, lo único que llega el bochornoso calor antes de que te des cuenta. La vida de la ciudad también muere mucho en verano, pues todas sus habitantes huyen en cuanto pueden del calor y la ciudad.

Comencemos desde el principio, desde la llegada a Buenos Aires. Si aterrizas en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, te aconsejo que cambies unos pocos pesos, lo justo para llegar a la ciudad porque el cambio no es muy bueno, como en ningún aeropuerto. Para salir de Ezeiza lo más económico son unas combis blancas que llevan correo y aprovechan para llevar pasajeros también. Estarán aparcadas o habrá una o dos personas esperandolas pasando la estación de servicio que hay a mano derecha sin salir del aeropuerto. Estas combis te dejan en Paseo de Colón y Av. Belgrano, pleno centro de la ciudad. La siguiente opción más económica es el bus Tienda León, que te deja en la Terminal de Buquebus en Av. Córdoba y el río. También tienes los taxis, obvio, pero te salen prácticamente un ojo de la cara. Si llegaste al Aeroparque en la puerta tienes varias lineas de colectivos urbanos. Si llegas a la Terminal Terrestre de Retiro también tienes varias líneas de bus y de metro en la puerta. Para que puedas consultar direcciones y medios de transporte te dejo los siguientes links.

Mapa trayectos en la ciudad, te orienta de la mejor ruta en transporte público, bici y caminando.

Mapa del Subte.

Lineas Mitre y San Martín de trenes. Lineas de trenes Sarmiento, Roca y el Turístico a Tandil. Trenes de larga distancia.

Lo siguiente que necesitas saber es donde alojarte, yo recomiendo encarecidamente para esto el barrio de San Telmo. Es el caso histórico de la ciudad, es tranquilo, casi no hay carros, está lleno de comercios, bares y restaurantes, pero aún conserva el encanto de la vieja ciudad. Vas a encontrar oferta de hospedaje para todos los bolsillos. Otra opción interesante y más económica si vas a estar algunos días en la ciudad es alquilar una habitación en un departamento compartido, para lo que puedes consultar Craiglist o CompartoDepto. Si San Telmo no te convence, otra opción para alojarte puede ser en Palermo Viejo, aunque los precios suben bastante. Y obvio el ambiente es totalmente distinto, ya no está esa mezcla de gentes que encuentras en San Telmo y que para mi lo hace tan lindo.

Imagen 117

Casa en san Telmo (2010).

Una vez instalados y ya más relajados podemos comenzar nuestra visita a los diferentes barrios de la ciudad. Para transportarnos vamos a necesitar una tarjeta, en esta web SUBE  podrás consultar el punto más cercano para la compra de tu tarjeta, cuesta 20 pesos. Pero merece la pena, la tarifa en los buses es bastante más cara sin sube que con sube, además de que tienes que llevar monedas contigo. Igual siempre tienes la opción de andar pidiéndole el favor a otros pasajeros que te hagan pasar con la suya. Con la tarjeta  también puedes abonar en trenes y el subte.

IMG_3810

Un día inaudito en el que el Riachuelo estaba azul (2010).

Uno de los barrios emblemáticos de Buenos Aires es La Boca, donde además de la cancha de fútbol del Boca. Encontramos otros lugares mucho más interesantes como la Bicicueva, un taller comunitario de auto-reparación de bicicletas. Muy cerca de ahí se encuentra la Casa la Gomera, donde funciona la Editorial TDS, la Chamaqueria un espacio para compartir con los más peques y conciertos. También cerce de estos dos lugares puedes encontrar la Huerta Vivero Sembrando Vida que es la huerta del Hospital T. Borda, un hospital psiquiátrico masculino. En este espacio los pacientes pueden aprender a trabajar la tierra además de compartir con huerteras y huerteros que vienen desde todas partes de la ciudad. En el año 2013 el Gobierno de la Ciudad quiso derribar parte del hospital, trabajadoras sociales, médicos, enfermeras y otras trabajadoras y trabajadores del hospital fueron brutalmente reprimidos por la policía metropolitana por defender el derecho a la sanidad pública. Pero no fueron las únicas que sufrieron del poco tacto, por decirlo de alguna manera, de la metropolitana, pues varios periodistas fueron también agredidos.

Les dejo un vídeo de la represión para que se vallan metiendo en el problema de la gentrificación que afecta a Buenos Aires. Sobre todo en los barrios del Sur donde las familias más humildes son expulsadas de sus casas por el creciente valor que están adquirido los lotes que ocupan sus casa. La gentrificación que viví en Barcelona la sentí multiplicada por 1000 en el último año que viví en Buenos Aires. No sólo afecta al alza de los precios en barrios humildes imposibilitando la vida de estas en sus barrios, viéndose obligadas a emigrar fuera de la ciudad. Si no que también se queman edificios sin importar nada excepto la plata que vale el lote donde se encuentra ubicado el “conventillo”. Y si, digo conventillo porque estos incendios se registran en su mayoría en La Boca y es un que hacer cuasi diario de sus habitantes. Además afecta a todas las manifestaciones culturales autogestionadas de la ciudad, donde se difunde una cultura libre y popular, que no interesan a los nuevos habitantes de los barrios ni a los gobiernos.

A la parte turística del barrio puedes llegar con el bus 29 y bajarte en la parada de Caminito, desde ahí podrás observar el Riachuelo y probablemente también olerlo. La primera vez que yo lo visité Greenpeace había hecho una peformance vertiendo un indicador que reaccionaba con algún contaminante que hacía que el color del agua cambiase de su negro habitual al azul verdoso que se muestra en la fotografía. Pueden recorrer Caminito y pasear por los alrededores. A unos metros de donde les deja el bus 29 se ubica el Museo PROA de arte de vanguardia. Luego pueden volver a agarrar el mismo bus o caminar por la Av. Pedro de Mendoza dirección contraria a como nos trajo el 29, en la esquina de la calle Agustín Caffarena encontramos la a Usina del Arte. Es un centro cultural y sala de espectáculos que ocupa el edificio histórico de la antigua compañía Italoargentina de electricidad. Ahora la avenida pasa a llamarse Paseo de Colón, caminando por ella se encontraran con la conocida popularmente como la “Torre del Fantasma”. De estilo “modernista catalán” para algunos o “Art Noveau” para otros, afirman que adentro se manifiesta el fantasma de una antigua moradora, una joven pintora llamada Clementina. Siguiendo por la avenida llegamos hasta el Parque Lezama, que es el límite entre los barrios de La Boca, San Telmo y Barracas y también el único espacio verde del que disfrutan estos 3 barrios. Desde el Lezama también podrán observar uno de las más típicos retratos de La Boca.

IMG_4305

Stencil

El Parque Lezama es uno de mis lugares favoritos en la ciudad, es donde solía ir a relajarme, disfrutar del aire fresco, tomar unos mates o tererés dependiendo del clima o unas cervezas, por que no. El parque fue donado a la ciudad por el señor Lezama junto con su casa que hoy en día es la sede del Museo Histórico Nacional. El parque se asienta sobre la barranca que marca el antiguo margen del río de La Plata, modificado luego de sucesivos rellenos y la construcción de Puerto Madero. El diseño del nuevo parque público fue realizado en 1896 por el paisajista francés Charles Thays, que trabajó intensamente para la Municipalidad por décadas. La Municipalidad adquirió las casas que se abrían tanto hacia la calle Defensa como hacia Brasil, para ampliar el terreno al demolerlas. Estas demoliciones arrojaron gran cantidad de escombros que fueron usados para darle mayor altura al terreno sobre la calle Brasil. Ya que estamos en el barrio de San Telmo continuemos recorriéndolo.

IMG_5432

En el Parque Lezama (2010).

Podemos salir del parque por la calle Defensa, si es domingo vamos a encontrarla llena de puestos de artesanías de todo tipo, antigüedades y cada vez más reventa. Pero la feria de San Telmo sigue siendo un buen plan para un domingo. Conciertos en las esquinas, bailarines de tango y a la tardecita la llamada de Candombe. La llamada recorre  desde Plaza de Mayo hasta el Parque Lezama, siguiendo la dirección contraría a la de los esclavos y esclavas africanas que bajaban de los barcos en el parque y caminaban a la plaza donde eran vendidos. Caminando por la calle Defensa deberías de haber visto la Plaza Dorrego, a las terrazas de los bares que la ocupan prácticamente en su totalidad, los días de feria se les unes los puestos de antigüedades y artesanos. Me olvidaba de mencionar que a la tardecita pueden encontrar una peña (música típica y baile típico junto con comida y trago) en el Ex-Padelai, Estados Unidos y Av. San Juan, un edificio con mucha historia habitado por unas 3 decenas de familias que abre sus puertas los domingos.  Si cruzamos la Av. 9 de Julio entramos en el barrio de Constitución donde se encuentra el Centro Kultural Trivenchi, Una escuela de circo en un galpón tomado al costado de Parque España, donde también se celebran funciones .

IMG_5480

Stencil en la ciudad (2010).

Sitios buenos, bonitos y baratos para comer en el barrio puedes encontrar de todo tipo. Desde el típico bar de pueblo donde comer empanadas, tortilla y carnes, en la calle Carlos Calvo entre Paseo Colón y Balcarce pregunta por “Don Polo”. En la siguiente esquina de Balcarce se encuentra Café Rivas, es algo más caro, pero tiene una muy buena relación calidad precio. Es un lugar como para darse un gusto. “El Refuerzo” es una buena opción para comer rico y no gastar tanto, está ubicado frente al Casal de Catalunya sobre la calle Chacabuco, entre Independencia y Estados Unidos. En los dos últimos lugares también van a poder degustar de un rico vino argentino, en el primero también hay vino argentino, peo no se si tan rico. Ricas empanadas sobre la Av. Independencia entre Defensa y Bolívar, el local se llama “La Casita”, hay dos que se llaman igual o muy parecido, es el que está más alejado del río. Otro lugar deli para comer es Hierba Buena sobre la Av. Caseros entre el Parque Lezama y la calle Perú.

Imagen 768

Grúas en Puerto Madero (2010).

Siguiendo el recorrido por zona sur, se me ocurre que es una buena idea irnos a pasear por la Reserva Ecológica Costanera Sur y después comernos un choripan. Quienes no coman carne va a estar complicado, pero dependiendo de la temporada pueden conseguir frutas en la reserva. El mejor lugar para el chori sin duda es la parrilla “Mi Sueño”, casi puedes comer sólo con las ensaladas que hay para ponerle. En el recorrido pasamos por el barrio barrio privado abierto de Puerto Madero donde están los hoteles y departamentos más caros de la ciudad, también alguna universidad y multitud de bares y restaurantes.

IMG_4363

Reserva Ecológica Costanera Sur (2010).

Partiendo de Plaza de Mayo podemos hacer un lindo recorrido simplemente siguiendo la Avenida de Mayo y atravesaremos los barrios de Montserrat, San Nicolás y Balvanera. Esta ruta es mucho mejor, si se puede, hacerla en fin de semana pues el tráfico es bien denso en toda la avenida y la gracia es mirar para arriba para ir descubriendo las distintas cúpulas y edificios. Ambas cosas, al menos para mi, son incompatibles.

Imagen 997

Así se ve la Casa Rosada tras las barreras anti-manifestantes que la rodean todos los días.

Podemos empezar el recorrido en la Plaza de Mayo donde se encuentra la casa de gobierno “Casa Rosada” y justo detrás el Museo del Bicentenario, el Cabildo y la Catedral. En la plaza aún hoy en día se siguen reuniendo las Madres de la Plaza de Mayo, cada jueves en su ronda, pidiendo por la aparición de sus hijos e hijas secuestradas y desaparecidas y sus nietos y nietas nacidas en cautiverio y entregadas luego de nacer a familias de “buena moral” , podríamos decir usando un claro eufemismo.

Imagen 014

Afiche marcha del 24 de marzo d 2010.

Hagamos un poco de Memoria Histórica, el 24 de marzo de 1976 las Fuerzas Armadas usurparon el gobierno constitucional en la República Argentina por medio de un golpe de estado. Desde ese momento, el régimen militar, que se autodenominó “Proceso de Reorganización Nacional”, llevó adelante una política de terror. La “desaparición”, forma predominante a través de la cual ejerció la represión política, afectó a 30.000 personas de todas las edades y condiciones sociales que fueron sometidas a la privación de su libertad y a la tortura, y entre ellas a centenares de criaturas secuestradas con sus padres o nacidas en los centros clandestinos de detención a donde fueron conducidas las jóvenes embarazadas. Cada 24 de marzo organismos de derechos humanos, organizaciones sociales, políticas, barriales, de mujeres, gremiales, ciudadanos y ciudadanas anónimas marchan en el “día nacional de la memoria por la verdad y la justicia”. Con la máxima de recordar para no olvidar lo que sucedió y evitar así que suceda de nuevo. Y para resarcir a las victimas, tal y como lo esperan y merecen. Distintas organizaciones de derechos humanos como Abuelas de Plaza de MayoAsociación Madres de Plaza de MayoMadres de Plaza de Mayo Línea Fundadora e H.I.J.O.S representan de una u otra manera a las victimas de la última dictadura argentina. Espacios tan siniestros como la Ex-ESMA, escuela de mecánica de la armada, que funcionó como Centro Clandestino de Detención durante la dictadura hoy es un Espacio Memoria y Derechos Humanos, la Universidad Popular Madres Plaza de Mayo y la Radio Madre.

Imagen 028

A la llega de de la marcha del 24 de marzo a la Plaza (2010).

Continuando nuestro caminar por la Av. de Mayo en su  vereda derecha encontramos la antigua sede del diario “La Prensa” que hoy en día funciona como Espacio casa de la Cultura. En la siguiente esquina está la calle Perú donde venden muchos artesanos y artesanas. Si continuas caminando por la Perú cuando cruzas la Avenida Corrientes cambia su nombre por calle Florida, ahí es donde están todos los “árbolitos” para cambiar dinero, paseate por toda la calle buscando un buen cambio, no te quedes con el primero. En la cuadra siguiente encontramos también el Paseo de Artesanos, donde además hay un bar en el subsuelo en el que a veces hacen conciertos. Igual ni que decir tiene que investiguen por las calles aledañas que seguro encuentran un lindo espacio, bar o edificio. Bajando por la calle Bolivar encontrarás el Colegio Nacional y la Iglesia de San Ignacio, que expone parte de su muros originales en la fachada. Si seguimos caminando cruzaremos la Av 9 de Julio, justo donde está la  popularmente conocida como Plaza de los Pueblos Originarios, donde acamparon los hermanos y hermanas qom durante meses buscando darle visibilidad a sus problemas. Esto sucedió durante el 2011. Ahora en la vereda de la izquierda aparece el Palacio Barolo. Cuando fue construido era el edificio más alto de la ciudad y de Sudamérica al igual que su hermano ‘gemelo’ en estilo ecléctico, construido por el mismo arquitecto (Mario Palanti) en Montevideo, el Palacio Salvo. Si seguimos caminando por la misma vereda encontramos el edificio La Inmobiliaria de estilo neo-renacentista construido por la compañía de seguros con el mismo nombre. Posee dos bellas cúpulas gemelas de color rojizo, una en cada esquina, que lo caracterizan. Llegamos a la Plaza de los dos Congresos donde encontramos el edificio de la antigua confitería El Molino, el Congreso y un hermoso reloj ubicado sobre el antiguo edificio del Instituto Biológico Argentino. Esta plaza, al igual que la de Mayo aunque de otra manera, también es testigo de marchas y concentraciones, en especial cuando se discuten leyes importantes en el Congreso.

IMG_5484

Stencil (2010).

Durante este recorrido hemos pasado cerca de varios restaurantes cubanos donde pueden ir a bailar como Cuba Mía y Oye Chico. El barrio de Montserrat fue un barrio donde vivieron muchos españoles y españolas exiliadas por la dictadura franquista. En el barrio de Congreso hay un par de restaurantes peruanos donde también se como rico como Chan Chan o Status. También el Teatro Mardril, un  boliche donde ir a bailar buena música a la noche, vístete siempre de verano y dejas el resto en el guarda ropa, que dentro hace calorcito.

La Av. de Mayo se une a la Av. Rivadavia y así ya atraviesan unidas la Pl. de los Dos Congresos. Si continuamos caminando por la Av. Rivadavia nos adentramos en el barrio de Once donde podemos encontrar una gran variedad de productos a buenos precios. Si necesitas ropa, artículos de cocina, vasos, cuentas, hilos de macramé y otros implementos para artesanos estás en el lugar indicado.  Son varias cuadras entre las calles Corrientes y Rivadavia donde están ubicados todos estos comercios, la mayoría regentados por judíos, en el barrio también alberga varias  Sinagogas. Desde el cruce de la Av. Corrientes y Av. Puyrredon, todo un caos de tráfico y polución podemos segui caminando por la calle corrientes a unas 8 cuadras encontramos el barrio del Abasto.  También podemos agarrar (que no coger) un bondi (bus urbano) sobre la calle Lavalle paralela a Corrientes o el Subte (Metro) y bajarnos en la estación Carlos Gardel.

A mi personalmente el barrio del Abasto me gusta para pasear por sus calles, aunque se que algunos y algunas de quienes me puedan leer van a pensar que es una locura. A mi me gusta el Abasto y Constitución también, viví casi un año en Pompeya en un PH (casa típica de Buenos Aires, si tienes suerte el techo del salón es de cristal se abre para dejar entrar el sol en invierno y el fresquito en verano, hermoso). Después de mi discurso anti inseguridad, ojo que con esto no quiero decir que no tengas cuidado, que no estés atenta, pero ni más ni menos que en cualquier otro barrio de la ciudad, de cualquier ciudad del mundo. Continuemos paseando por el Abasto, si te bajas del Subte en Carlos Gardel lo primero que verás es el imponente edificio del antiguo Mercado de Abastos hoy transformado en centro comercial, shoping o mall, como prefieras llamarlo. Igual una pena, en mi opinión. A la derecha del shoping y terminando en la calle Jean Joures esta ubicado el Paseo Carlos Gardel y por los alrededores hay varias ferias americanas (tiendas de segunda mano). No muy lejos de ahí está ubicado el boliche UniClub, otro más el Emergente y el Centro Cultural Konex. También hay muchos restaurantes peruanos por el barrio, uno de ellos Mamani, pero prueba en cualquier comedor de la Av. Corrientes que te de buena espina.

Desde el Abasto, si continuamos con la línea B del Subte llegamos al barrios de Chacarita, donde está ubicado el cementerio. Muy cerca se encuentra la Facultad de Agronomia de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que tiene uno de los espacios verdes más divinos de toda la ciudad. Acá llegas con el tren rojo que sale de la estación de Chacarita y bajas en Arata. Yo estudié en esa facultad y me encanta disfrutar de sus espacios verdes y de su palo de guayaba. También podemos pasear por Parque Chas, barrio con calles circulares que construyeron los anarquistas de esta manera, para poder perderse entre sus calles cuando eran perseguidos por la policía. Al Costadod e la estación de Chacarita está el El Galpón, un mercado orgánico que abre miércoles y sábados.

Si agarramos en Subte B en sentido contrario hacia Allen y nos bajamos en Carlos Pelegrini podremos apreciar el famoso Obelisco a la tardecita, cuando ya no hay tanto tráfico.  Desde acá sale cada primer domingo de mes, otros días también, la Masa Crítica. Desde acá hacia el norte se encuentran los barrios más acomodados de la ciudad, la zona sur es más humilde, pero a mi me gusta mucho más, es más auténtica.

Si caminamos hacia el norte subiendo la Av. 9 de Julio, la cual fue hermosa en algún momento, con bellos árboles, diseñada por Thays el mismo paisajista que diseñó el Parque Lezama. Pero que hoy en día después de tantas manos metidas y ahora con el Metrobus no queda nada de lo que fue. Si giramos en la Avenida Santa Fé hacia la derecha llegamos a la Plaza San Martín, donde se celebran las marchas contra la transnacional Monsanto, pues está ubicada su oficina principal a un costado de la plaza. Y de ahí estamos a un paso de la Estación de Retiro, merece la pena pasar a verla. También podemos agarrar el 100 o el 70 en alguna de las estaciones del Metrobus hasta la estación de Retiro.

Desde Retiro podemos caminar de vuelta hacia la Av. 9 de Julio, al cruzarla estaremos en el barrio de la Recoleta, donde se ubica el conocido cementerio con el mismo nombre. Muy cerca del cementerio está el Centro Cultural Recoleta. En este barrio puedes encontrar tiendas de ropa, zapatos, bares, hospedajes y restaurantes de medio a alto poder adquisitivo. Sobre la Av. Santa Fe se encuentra la Libreria el Ateneo en la estación Callao del Subte D. Es una librería divina ubicada en un antiguo teatro, en la que sin darte cuenta podrás pasar toda una tarde entretenida.

Imagen 633

Cementerio de la Recoleta (2010).

De Recoleta podemos pasar al barrio de Palermo, por ejemplo agarrando el bus 39 en la Av. Santa Fe. No recuerdo cual de los  tres ramales del 39 es que te da un lindo paseo por Palermo Viejo. La verdad es que no es un barrio que frecuentara mucho, pero alguna vez he ido a pasear y comer a A Nous Amours donde trabaja un amigo como chef  y preparan comida con ingredientes orgánicos, no dejes de probar el Torrontes de la Bodega Utama. O a Krishna donde preparan una muy rica comida vegetariana.

Otros lugares para conocer en Buenos Aires son por ejemplo. La Huerta de Saavedra dentro del Espacio Cucoco, donde se dictan talleres y otras actividades. En la Asamblea de Villurca hay una huerta terracera, en el espacio se hacen conciertos, cine documental, encuentros de ajedrez, literatura. También se encuentra funcionando en el local una biblioteca, una videoteca y una gratiferia. En la Eco Aldea Velatropa, donde además de las huertas, la bioconstrucción y el reciclaje, se reciben los solsticios y equinoccios en armonía con la naturaleza y también la visitan escuelitas. Yo viví casi un año en la aldea y le tengo un gran amor al lugar y me trae muy buenos recuerdos. Fue un lugar en el que aprendí mucho sobre mi. También tenemos la Huerta Comunitaria del Parque Ameghino, que nació como medio de protesta ante el inminente enrejado del parque, después de más de un año y varios intentos de desalojo la huerta sigue en pie y el parque abierto. Otros espacios o eventos culturales interesantes en la ciudad podrían ser la  el  Antro Mágico un boliche de conciertos, la FLIA que es una feria del libro independiente e itinerante, la Feria del Encuentro en la Plaza Giordano Bruno en el barrio de Caballito o la Feria Justa en Villa Martelli.

Anuncios

Acerca de Paola Arenas

Ahorita viajando por Sudamérica, con destino México, mientras aprendo sobre plantas medicinales, trabajo la tierra, hago preparados y me conozco a mi misma.
Esta entrada fue publicada en Destinos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mi Buenos Aires querida

  1. gabrielamdq dijo:

    Pintoresca descripcion de mi buenos aires querida…, gracias por quererla a la ciudad de las furias!, abrazo ami

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s